Escapadas de verano: Baleares, Burdeos y Oporto



Ya estamos en Mayo, el tiempo vuela!

En Suiza el frio ya nos ha dado un respiro, quizás es por eso por lo que me apetece pensar en posibles escapadas de verano. Y en esa temática he decidido centrar la entrada de hoy, a escapadas de verano en las Baleares, Francia y Portugal. Las propuestas de hoy se salen un poco de la norma, porque esta vez huyo de resorts y todos los hoteles que os voy a enseñar son pequeños, pero con mucha historia y en lugares con encanto.

Atención a la ultima propuesta que probablemente sea mi preferida.
Ojalá os gusten...

Can Faustino, Menorca

Empezamos por Menorca, la isla balear posiblemente más discreta pero a la que encanto y atractivo no le falta. Menorca es una isla familiar y está menos urbanizada que las famosas Mallorca e Ibiza. Todo el mundo que visita Menorca tiende a alojarse en un hotel a pie de playa, sin embargo, el que hoy os enseño está en el centro histórico de Ciutadella. Un enclave precioso.








Gecko Beach Club, Formentera

Mi segunda propuesta en las Islas Baleares, esta vez es el turno de la bonita Formentera. Este hotel cuenta con 30 habitaciones, todas a pie de la playa de Migjorn. El hotel es parte de un club de playa que cuenta con piscina, bar, chiringuito, y boutique. El hotel además ofrece sesiones de yoga gratuitas para los huéspedes desde el 1 de junio hasta finales de septiembre.


Barato seguro que no sale, pero a una comida en esta terraza tan bonita nadie nos puede decir que no!
 

La Corniche, Burdeos (Francia)

Y ahora nos vamos a nuestro país vecino, Francia. Situado a 4.5 kilómetros de la duna más grande de Europa, este hotel, La Corniche, se encuentra en un edificio de estilo neo-vasco que data de los años 30. Ha sido recientemente rediseñado por Philippe Starck pero todavía conserva ese aire distinguido y a la vez tan acogedor.
El hotel cuenta con 11 habitaciones, un restaurante donde degustar productos locales y buen marisco y, lo mejor, unas vistas de infarto.


Solar Egas Moniz, Penafiel (Portugal)

Situado al norte de Portugal, en el distrito de Oporto, este hotel familiar se encuentra en una antigua casa de la burguesía con 120 años de antigüedad. La familia propietaria se refiere a la casa como el Solar, situado en un enclave lleno de historia. Rodeado de jardines con plantas autóctonas y una huerta biológica. 
Aqui no hay playa pero hay un rio y un valle precioso.
El hotel tiene unas pocas habitaciones denominadas "históricas", ya que son las antiguas habitaciones de la casa restauradas, y otras habitaciones modernas en un ala adyacente a la casa.
  
 
1872 River House, Porto (Portugal)

Y terminamos con un hotel más urbano pero donde el tiempo parece haberse detenido. De 1872 data esta preciosa casa situada en Oporto, a orillas del Duero. La casa, convertida en hotel en 2014, dispone de 8 habitaciones.
Este hotel me conquistó nada más verlo, me parece auténtico, con carácter, una mezcla de tradición y modernidad.



Espero haber inspirado alguna escapada veraniega!

Un saludo y feliz lunes






Comentarios