f

lunes, 11 de abril de 2016

Trotamundos: Tailandia (I)

Llevaba mucho tiempo deseando escribir este post, pero había tantas cosas que quería contaros que no era capaz de ordenar las ideas y resumir este viaje de una forma coherente.

El Septiembre pasado tuve que ir, por trabajo, a Asia y decidí alargar mi estancia y disfrutar de unas vacaciones en el continente asiático que, hasta entonces, no conocía. Lo que al principio iba a ser un viaje en solitario, terminó siendo un viaje en familia. Tuve la suerte de que mis padres se apuntaron a última hora. Luego dicen que me encanta viajar pero es que no cabe duda de que es algo que llevo en los genes! Nuestro destino fue Tailandia y Singapur. Hoy os hablaré de Tailandia y dedicaré otra entrada solo a Singapur.

Una de las mejores partes de todo viaje es, en mi opinión, organizarlo. Es verdad que cuesta mucho trabajo, pero es donde uno más aprende. A mí me encanta huir de los viajes organizados y hacerlo todo por cuenta propia, lo cual conlleva más preparación.

Tailandia es un país grande y nosotros solo disponíamos de 9 días así que tuvimos que tomar muchas decisiones: norte o sur, ciudad o playa… Al final combinamos un poco de todo y disfrutamos de un viaje completo. Conseguimos que no se convirtiera en una maratón y hacer aquello que nos permitiese captar la esencia de este país tan maravilloso. Por supuesto que hay cientos de cosas que nos quedamos sin ver, así que ojalá podamos volver algún día.

Nuestro viaje comenzó en Bangkok y nos alojamos en el Lebua State Tower. Un hotel increíble con una de las mejores terrazas o ‘sky bars’ de la capital. Nos alojamos 3 noches pero realmente solo dedicamos un día y medio y las noches a visitar Bangkok.


Nuestros imprescindibles en Bangkok:

1. Visitar el Gran Palacio de Bangkok


2. Visitar el templo Wat Pho (Buda Reclinado)
 

3. Pasear por el barrio financiero Silom y sus centros comerciales. Vale la pena ir y darse una vuelta para ver la parte más moderna y desarrollada de Bangkok. Es un barrio lleno de rascacielos donde el tráfico es caótico y podréis ver como el metro llamado "Skytrain" pasa por encima vuestro.

4. Pasear por los mercados callejeros, incluyendo el Mercado nocturno de Patpong (barrio rojo de Bangkok)

5. Darse un masaje tailandés. Los masajes tailandeses son una de lasmayores  atracciones para los turistas en Tailandia, y por eso las calles están llenas de establecimientos de masajes. Además es muy barato. No os deis el masaje en el Spa del hotel ya que os cobrarán precio europeo, pero tampoco os fieis de cualquier establecimiento, mejor si os aconsejan en el hotel o vuestro guía.

6. Tomar un tuk-tuk, la motocicleta icono en todo el continente asiático



7. Visitar Chinatown, una de las zonas que más nos impresionó. Acostumbrados al barrio chino de Londres o Nueva York, este nos pareció mucho más auténtico.

Consejos para visitar Bangkok:
  • En Bangkok el calor y humedad es bastante insoportable por lo que todos los turistas tendemos a vestir en pantalón corto y manga corta o tirantes. Sin embargo, en los templos no se puede acceder vestido así, por lo que tendréis que alquilar un pantalón largo y blusa en los templos. Suele haber mucha cola por lo que os aconsejo que siempre llevéis con vosotros una rebeca o camiseta de manga larga para cubriros. Ojo, en algunos templos no dejan acceder por mucho los hombros vayan cubiertos con un pañuelo.
  • También en los templos es obligatorio descalzarse. Los zapatos se dejan fuera en la entrada del templo. Mejor si lleváis calzado cómodo que os permita descalzaros fácilmente (evitad los zapatos atados con cordones) y un par de calcetines de repuesto (el suelo suele estar un poco sucio)
Desde Bangkok realizamos excursiones al mercado flotante Damnoen Saduak, al Parque Nacional de Erawan, al famoso Puente sobre el rio Kwai y a la ciudad de Ayutthaya.
 
Las excursiones las contraté con un guía de forma privada antes de llegar a Tailandia. Guia en Tailandia es una agencia creada por Albert (de Barcelona que actualmente vive en Tailandia). Realizan tanto visitas en grupo como visitas privadas.  Nosotros escogimos la visita privada. Al no ir en grupo, sale un poco más caro pero nos recogían cada mañana del hotel en un monovolumen y podíamos ajustar la visita a nuestro gusto, lo cual tiene muchísimas ventajas.
 
En la segunda parte os contaré sobre las excursions y el resto de nuestro viaje!

Espero que os haya gustado y prometo volver con una segunda parte.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por los consejos! Nosotros vamos este septiembre!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por los consejos! Nosotros vamos este septiembre!

    ResponderEliminar